termos

Son muchas las dudas que surgen cuando una va a convertirse en mamá, y más si es la primera vez. Muchas de las veces acudimos a amigas o familiares que nos asesoren y nos recomienden, pero hay mamás o futuras mamás que, o bien tienen conocidos que ya hace tiempo que han pasado por la maternidad y los cambios que hay ahora son muchos, o bien son de las primeras y no tienen a nadie a quien preguntar.

En Chavalines.es hemos pasado por eso, yo hace 3 años que me estaba preguntando qué le haría falta a mi bebé, de cada cosa hay mil tipos, mil medidas y las dudas que surgen son muchísimas. Por eso, he decidido hacer este post, para poder ayudar a estas mamás o futuras mamás a decidir sobre qué es lo que mejor les conviene.

Mis recomendaciones serán sobre lo que yo he vivido. Me equivoqué en muchas cosas, compré cosas que me han quedado en desuso muy pronto, pero otras que le he sabido encontrar un segundo uso para no desaprovecharlo.

Los termos de bebé, muy necesarios y con mucha variedad para elegir

termos

Las preguntas que más me han llegado han sido acerca de los termos de bebé. Algunas de mis clientas me han pedido mi opinión para poder escoger el termo que más se adapte a sus necesidades, ya que no quieren que se les quede corto demasiado pronto. Es normal que queramos hacer compras de cosas que verdaderamente vayamos a utilizar, nadie quiere gastarse el dinero en un producto innecesario y al que le vayamos a dar poco uso.

Antes de comprar un termo tenemos que tener en cuenta el uso que le vamos a dar, y eso depende de varias cosas, entre ellas, del tipo de lactancia elegida, del tipo de alimentación complementaria que va a seguir nuestro hijo y de la comodidad y el espacio a la hora de transportarlo. Dentro de los termos, hablaré de los termos para líquidos y termos para sólidos. Los porta alimentos los trataré en otro artículo, hay gente que los incluye dentro de los termos, pero para mí es un tema aparte.

Termos para líquidos

termos liquidosPues bien, ¿es siempre necesario un termo para líquidos? En mi opinión, no, pero depende del tipo de lactancia que elijas y del tipo de alimentación que le vayas a dar a tu pequeño a partir de los 6 meses. Yo no fue una de las primeras cosas que compré, sino que lo hice cuando realmente lo necesité, que fue cuando suplementaron a mi bebé con lactancia artificial. Hasta entonces, no tuve la necesidad de comprarme un termo, además, que antes de los 6 meses no es recomendable darles agua para beber, por lo tanto, si optas por lactancia materna exclusiva, no te va a hacer falta.

En cambio, si tu lactancia va a ser artificial, es un artículo no solo recomendable, sino que más que imprescindible. Cuando tengas que salir, pones agua caliente en el termo y te llevas la leche en polvo en los contenedores adaptados para eso. Con eso, ya lo tienes todo para preparar su biberón donde sea.

A partir de los 6 meses, quizá sí. Yo lo he utilizado varias veces, sobre todo a partir del medio año de mi pequeño. Primero, porque mi lactancia fue casi al 100% exclusiva, menos una temporadita que necesitó un poco de ayuda. Además, a partir de los 6 meses me lo he llevado algún día de paseo con agua fresquita para darle de su vasito (mi hijo es más de vaso que de biberón). Entonces, me iba bien para llevarme el agua y que se le conservara fresquita en verano. Otra opción para este uso son las botellas, pero yo no me compré ninguna porque ya tenía el termo y quería aprovecharlo.

Otro de los usos que le he dado es a partir de los 12 meses. Como ya empezó a tomar leche de vaca de brick, me llevaba la leche calentita para prepararle la papilla de cereales cuando lo necesitaba.

Si vuestro hijo prefiere beber en tetina o pajita, otra opción son los biberones termo. En la tienda tenemos el Thermobaby Silver y Thermobaby Magical, con tetina; y el Thermokid Aqua y el Thermokid Magical, en pajita. Los dos son de Miniland.

Estos termos son una muy buena opción para llevarse el agua fresquita en verano, si es que a vuestro hijo le va bien beber en tetina o pajita, el mío ni una cosa ni otra, él su vasito. Además de agua, también puedes llevarte leche calentita para que no se te enfríe.

¿Qué capacidad de termo tengo que escoger?

Cuando me preguntáis por las capacidades, en Chavalines.es tenemos tres medidas de termos para líquidos de Miniland, la de 350 ml y la de 500 ml; y los de la Colección Eco-friendly, que son de 450 ml. Yo, sinceramente, siempre opto por el de mayor capacidad porque es el que más uso le vais a dar en el tiempo.

Si solo es para usarlo en leche, el de 350 ml os vale, pero en el caso que también lo queráis usar para el agua, al de 500 ml le vais a dar mucho uso, y al de 450 ml también. La razón es que el agua aguanta muchas horas caliente o fría sin estropearse, yo con la leche tengo más cuidado y prefiero llevar menos para no aguantarla caliente tantas horas, se estropea más fácilmente.

Si lo hacéis por el espacio que ocupan, los que tenemos en la tienda, que son de Miniland, son muy parecidos, hay una diferencia solo de 5 centímetros de altura entre el más grande y el más pequeño, de ancho son prácticamente todos iguales.

Termos para sólidos

termos solidosLos termos de sólidos ya son otro mundo. Estos los vamos a utilizar, sí o sí, a partir de los 6 meses y le pueden dar uso tanto las mamás que optan por las papillas y purés como las que prefieren el Baby Led Weaning (BLW).

En mi opinión, estos termos son imprescindibles si queremos salir con nuestros hijos y mantener la temperatura de los alimentos, ya sea su comida calentita, o su fruta fresquita.

Termos para las primeras papillas

Los más pequeños que tenemos son los termos mini de Miniland, de 280 ml. Estos ocupan muy poco espacio y son ideales para sus primeras papillas. Como se van a quedar cortos a medida que el peque vaya a comer más, siempre podemos darle un segundo uso y utilizarlo cuando coma trocitos para llevar fruta a trozos y mantenerla fresquita cuando salgamos a pasear.

La siguiente medida que vas a encontrar, es la de 350 ml, los que tenemos son de 3 Sprouts. Cabe un poco más de comida que los pequeños pero si tu hijo va a comer purés mucho tiempo, a partir de los 2 años, aproximadamente, se te van a quedar cortos. Como en el caso anterior, también podemos aprovecharlo para llevarnos comida a trozos. Este tiene un poco más de capacidad que el primero y nos puede caber algo más de comida a trozos.

Los de 600 ml de Miniland son perfectos para cuando tu hijo come más cantidad, ya sea en purés y papillas o en trozos. Su capacidad es suficiente y es un termo que te va a durar mucho.

El termo que más vas a aprovechar

Los termos más grandes que tenemos son los de 700 ml y que, además, llevan dos recipientes más pequeños en el interior, esos para mí son los ideales, son un 3 en 1. Sí que es verdad que ocupan mucho si tu pequeño aun come poquito, pero los vas a poder utilizar desde los 6 meses hasta una edad más avanzada. Si optas por el método BLW, éste es el termo que veo más adecuado, ya que lleva dos recipientes para poder separar la comida.

Con el Thermetic de Miniland, tienes 3 termos en 1, el de 700 ml, un recipiente de 350 ml y otro de 200 ml. Por lo tanto, te sirve para las primeras papillas y purés, utilizando uno de los dos recipientes interiores; y también te sirve el de 700 ml para cuando coma más cantidad. Y es que al tener los dos recipientes, si tu hijo ha empezado la alimentación complementaria con purés, lo vas a seguir utilizando cuando ya coma trozos, así le podrás separar los platos.

Hasta aquí mi punto de vista acerca del uso de los termos. Espero haberos ayudado a la hora de escogerlos para vuestros pequeños. Aun así, cualquier duda que tengáis, estoy a vuestra disposición para ayudaros, sin ningún compromiso. Eso sí, no os quedéis con dudas, preguntad todo lo que necesitéis.

Share

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Georgina Giné Martí

Finalidad: Moderación y publicación de comentarios

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal o los necesarios para llevar a cabo la correcta prestación del servicio

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos