Cojines antivuelco

El descanso del bebé es fundamental para su salud y su crecimiento, por lo que todos los elementos que permitan que su sueño sea reparador siempre son bienvenidos. Es el caso de los cojines antivuelco, un sencillo dispositivo que asegurará que la postura de tu bebé siempre sea la mejor.

No son muy conocidos, pero ello no significa que no aporte grandes beneficios para el recién nacido, además del descanso de los padres. Y es que su uso puede ayudar a reducir problemas bastante importantes de salud.

¿Qué es un cojín antivuelco?

Se trata de dos cojines acolchados que forman un espacio entre ellos, unidos a través de una fina tela. Esto permite que se pueda colocar al bebé en medio del cojín antivuelco, lo que refuerza que se mantenga en una misma posición durante toda la noche.

Los cojines antivuelco se utilizan entre el nacimiento y los 6 primeros meses, pudiéndose ajustar a medida que crece el bebé. Esto permite que descansen mucho mejor, se despierten menos durante la noche y, en definitiva, vosotros también estéis más tranquilos.

Las posturas recomendadas para el descanso en esta edad son boca arriba, también llamada decúbito supino, y de lado, o decúbito lateral. Es por ello que estos suaves y cómodos cojines ayudarán a forzar una postura y evitar que el bebé se pueda girar por sí solo.

Suelen tener forma de cuña o de rodillo. Los cojines antivuelco de Chavalines.es, además, cuentan con divertidos dibujitos y colores agradables que harán aún más entrañable el descanso del bebé.

Beneficios de utilizar un cojín antivuelco

Contar con un cojín así te va a facilitar mucho la labor como madre o padre, ya que aporta algunos beneficios interesantes, así como reduce algunos problemas de salud que pueden llegar a padecer los recién nacidos.

  • Evita los atragantamientos si el bebé suele regurgitar mucho, por lo que poder colocarlo de lado ayudará a que esto no ocurra.
  • Se sentirá más protegido al tener la suave presión de ambos cojines a los lados, ayudándole a conciliar el sueño.
  • Ayuda a evitar la plagiocefalia, permitiendo que el bebé pueda dormir con la cabeza en diferentes posiciones y evitar deformaciones al no estar el cráneo del todo bien formado.
  • Reduce el riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita del lactante, obligando al bebé a dormir siempre boca arriba o en una postura donde las vías respiratorias puedan trabajar de forma correcta.

En definitiva, los cojines antivuelco te aportarán tranquilidad y seguridad, ya que podrás poner a tu bebé incluso en camas que no tengan barreras laterales.

Cuándo dejar de usar un cojín antivuelco

El cojín antivuelco puede utilizarse hasta aproximadamente los 6 meses de edad, aunque lo recomendable es que el propio pediatra sea consciente de su utilización y pueda indicaros cuándo es el mejor momento para ello. Y es que cada bebé es un mundo.