Cubiertos

Está claro que lo primero que va a usar tu hijo para comer van a ser la manos, pero pronto empezará a tener interés por los cubiertos. Lo hará solo por la simple razón de la imitación, de vernos a los adultos. Y por eso existen los cubiertos infantiles, porque están preparados para que los niños no puedan hacerse daño.

Primero, van a ser de silicona para que no pueda dañarse las encías, pero luego ya podrás optar por los de plástico y más adelante, los de metal. La edad para empezar a educar a los niños a utilizar cubiertos es a partir de los 12 meses.

Recomendaciones para empezar a usar los cubiertos

Lo primero que se recomienda es no introducirlos todos a la vez, lo mejor es empezar de uno en uno para que se vaya adaptando, primero la cuchara, y luego el tenedor. El cuchillo se deja para más adelante, cuando ya haya aprendido a manejarlos.

Los cubiertos de bebé acostumbran a ser agradables al tacto y de colores llamativos para estimular el aprendizaje. Además, es recomendable que sean ergonómicos.

Uno de los aspectos más importantes es la seguridad, y eso quiere decir que estén hecho de materiales blandos para que no se dañen la boca. En ese sentido, también existen cubiertos infantiles que cambian de color según la temperatura de la comida, para así evitar quemaduras.

En Chavalines.es tenemos cubiertos de bebé de plástico y de madera, si es que lo prefieres más sostenible. Además, podrás elegir colores y si los quieres para llevarlos de picnic con su propio estuche.