Tronas

Las tronas de bebé marcan una evolución en la alimentación del niño, hacia los 6 o 7 meses de edad. Es el momento en el que nuestro hijo se mantiene sentado y ha empezado su alimentación complementaria.

A partir de aquí, el debate está servido, ¿qué trona es la mejor? Como en todo, cada padre o madre encontrará la que mejor se adapte a su hijo, y por lo tanto, será la más adecuada para su bebé. Lo que sí podemos decir es que una trona evolutiva es la que mejor se adaptará en cada etapa de tu hijo a medida que vaya creciendo.

Ventajas de las tronas de bebé

– Seguridad: Aunque nunca debemos de dejar al niño solo, las tronas de bebé cumplen con las normas de seguridad.

– Facilidad de limpieza: Los materiales con los que están hechos están pensados para la utilidad que tienen las tronas, ensuciarse completamente de comida, por lo que son fáciles de limpiar.

– Versatilidad: En el mercado existen gran variedad de opciones que hacen que puedas adaptarlas a tus necesidades.

Tipos de tronas

Tal como hemos dicho, tenemos miles de tipos y modelos de tronas, así que vamos a clasificarlas, primero, según el material; y después, según el uso o prestaciones:

Así, si tenemos en cuenta el material, encontraremos tronas de bebé de plástico, de madera o mixtas.

Tronas de plástico: Son muy ligeras, fáciles de limpiar y resistentes.

Tronas de madera: Están pensadas para aquellos padres que, a parte de la funcionalidad, tienen en cuenta el diseño, ya que combinan mejor en cualquier tipo de decoración. Normalmente, las partes acolchadas son de PVC o de algodón.

Tronas mixtas: Su estructura está hecha de plástico y las junturas, de nailon. También podemos encontrar estructuras de metal y las junturas de plástico.

Por otra parte, si nos fijamos en su funcionalidad, tenemos tronas de bebé fijas, plegables, evolutivas y portátiles.

Trona fija: Están pensadas para usarse en un mismo sitio, como por ejemplo, en casa. Son muy cómodas de usar y sencillas.

Trona plegable: También conocidas como asientos de tijera, son ideales para espacios reducidos para poder plegarse cuando no se usan.

Trona evolutiva: Se adaptan al crecimiento del niño, lo que hace que se puedan usar durante más tiempo.

Trona portátil: Como su nombre indica, son para usarse en desplazamientos o para viaje, pequeñas para ser transportadas a otros sitios y tienen un plegado fácil para no ocupar mucho espacio. Están hechas de materiales lavables y llevan incorporados bolsillos para guardar cosas.

Busca en Chavalines.es y podrás encontrar las tronas de madera que más te gusten.