bebe arcoiris

Dicen que, a pesar de todo, siempre sale el sol. Por eso, si en un post anterior os explicábamos lo duro que es perder a un bebé durante el embarazo o justo después de que nazca, hoy os hablaremos sobre cómo es y cómo se afronta la llegada de un bebé arcoíris. El bebé arcoíris es aquel concebido por una pareja después de sufrir un aborto o perder a su [email protected] recién nacido.

Como decíamos, la muerte gestacional o perinatal de un bebé es muy dura. Los padres que tienen que enfrentarse a ella pueden llegar incluso a pensar que no podrán volver a sonreír nunca más. La verdad es que es un suceso que nunca olvidarán. Pero la vida está tan llena de luces como de sombras. Y en muchas ocasiones, esos padres que se han tenido que enfrentar a una tragedia de tales características, de repente, recuperan la alegría y la ilusión por la paternidad con la llegada de un nuevo [email protected] en sus vidas, un bebé arcoíris, un nuevo embarazo cargado de emoción, pero también lleno de miedo y de emociones contradictorias.

¿Cómo afrontar la llegada de un bebé arcoíris?

En primer lugar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los padres que han sufrido un aborto o la muerte de su recién nacido que no busquen un nuevo embarazo hasta pasados, por lo menos, 6 meses de la pérdida del bebé. Tomarse este tiempo se considera indispensable, tanto para recuperarse físicamente como emocionalmente. El objetivo es esperar la llegada del bebé arcoíris con todas las fuerzas, la estabilidad emocional y la ilusión que se merece un nuevo [email protected]

Conocer la causa de la muerte del anterior bebé

Conocer la causa del aborto o del fallecimiento del bebé puede ayudar a afrontar un nuevo embarazo con más tranquilidad. El hecho de que los padres entiendan qué fue lo que sucedió y si se trató de una situación excepcional puede aportarles seguridad y esperanza durante el período de gestación de su bebé arcoíris.

Los progenitores podrán vivir un embarazo más saludable y más tranquilo si saben que el motivo de la muerte fue una situación que difícilmente vuelva a repetirse. Además, también les ayudará a eliminar posibles sentimientos de culpabilidad.

Si, por el contrario, se descubre que el motivo de la pérdida es la dificultad o imposibilidad de tener [email protected], puede que sea más duro afrontar el periodo de duelo y el sufrimiento pero también es muy importante que sean conocedores de ello por si desean explorar otras vías para tener hijos. En ese caso, no debemos olvidar que si llega un [email protected] [email protected] a la familia por la vía que sea, por ejemplo mediante adopción, también se considerará un bebé arcoíris.

No ponerle el mismo nombre

Según los expertos un bebé arcoíris no debería llevar nunca el nombre del [email protected] fallecido. El nuevo bebé no viene al mundo a sustituir a nadie, no se le debe atribuir esa responsabilidad, así que se le tiene que tratar como a una persona diferente y única. Por eso se recomienda que tenga su propia identidad y su propio nombre lo más pronto posible y que, por supuesto, no tenga que asumir, ni reemplazar el puesto de ningún [email protected]

Gestionar el miedo y la culpabilidad

Quedarse embarazada tras la muerte de un bebé no es fácil. Sentir miedo es muy común, miedo a revivir el dolor, miedo a sufrir otra pérdida. También es habitual culparse injustamente por lo que ha sucedido o por creer que se está dejando de lado el dolor para ilusionarse con la llegada del bebé arcoíris.

El miedo puede hacer que muchas madres que esperan la llegada de un bebé arcoíris no quieran hacerse ilusiones ni vincularse demasiado al [email protected] que esperan por temor a perderlo de nuevo. Sin embargo, es muy importante gestionar ese miedo y evitar la ansiedad y el desapego hacia el nuevo bebé para llevar un embarazo saludable y una buena relación con el futuro [email protected]

Acudir al psicólogo es muy buena opción para gestionar todas estas emociones contradictorias. Existen profesionales expertos en estos casos a los que se puede visitar durante el periodo de gestación de un bebé arcoíris o incluso antes de quedarse embarazada de nuevo.

Hablar sobre lo sucedido

El bebé estrella (aquel que murió durante el embarazo o de recién nacido) siempre estará en el recuerdo de sus padres. Por eso es muy importante hablar de lo sucedido, no callarse, ni ocultárselo al bebé arcoíris cuando crezca, pues siempre será su [email protected]

Si preferís hablar con alguien que de verdad os comprenda ¿qué mejor que acudir a un grupo de apoyo? Las asociaciones de padres y madres que han pasado por la misma situación pueden ser de mucha ayuda, tanto en el momento del suceso como en etapas posteriores.

El amor de la familia y los amigos

El apoyo de la familia y de los amigos es una de las principales armas para hacer frente a los sentimientos contradictorios que se pueden generar durante el embarazo de un bebé arcoíris. Sentirse arropada y comprendida es fundamental durante este periodo para llevar un embarazo saludable y tranquilo.

Pensar en el presenteSosteniendo Las Manos, Los Zapatos, Poco, Bebé, Pareja

Aunque en algún momento pueda parecer imposible, es importante pensar en el presente e intentar no recordar constantemente lo sucedido en el embarazo anterior. Es normal tener miedo, pero cada embarazo es un mundo y no tiene nada que ver con el anterior.

¿Estáis preparados para comunicar la noticia?

En una situación normal, los futuros papás suelen esperar al tercer mes de gestación para comunicar la noticia, precisamente por la alta tasa de abortos que suceden durante el primer trimestre de embarazo. Tras la pérdida de un bebé, este temor puede ser más grande. Sobre todo, por miedo a que vuelva a suceder lo mismo. Por eso, muchos padres deciden esperar a superar el momento en el que perdieron a su anterior bebé para comunicar la llegada de un bebé arcoíris.

Al final, ese momento es una decisión de cada pareja. Pero pase lo que pase, encontraréis el momento oportuno para compartir vuestra felicidad con los que más os quieren. Y si todavía no os sentís seguros, no lo hagáis. Se trata de un noticia que debéis dar con ilusión y disfrute.

Ejercicios de relajación y disfrutar al máximo

Contra la ansiedad, no hay nada mejor que practicar ejercicios de relajación, meditación, yoga o hacer aquello que más nos gusta. Así que si esperas un bebé arcoíris y no tienes [email protected] más mayores ni otras responsabilidades que te quiten tiempo, es el momento para aprovechar y hacer todo aquello que desees (sola, con [email protected] o en pareja).

A pesar de todo lo que has sufrido, después de la tormenta sale el sol. Y con el sol, el arcoíris. Este es un momento único e irrepetible en tu vida. Tu bebé se prepara para llegar y espera lo mejor de ti y se lo merece más que nadie. Por eso, distrae la mente, aleja los malos pensamientos y coge fuerzas porque tu bebé arcoíris llega pisando fuerte.

Share

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Georgina Giné Martí

Finalidad: Moderación y publicación de comentarios

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal o los necesarios para llevar a cabo la correcta prestación del servicio

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos