seguimiento embarazo

A pesar de los recortes, España cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios públicos del mundo. O eso dicen. La inversión en sanidad por habitante, una cobertura del 100% y la calidad de sus profesionales hace que la mayoría de mujeres opte por realizar su seguimiento del embarazo por la Seguridad Social. Muchas ni siquiera se plantean hacerlo por privado ya que, o no tienen mutua y supone un gasto desorbitado, o consideran que la sanidad pública les basta y les garantiza una buena asistencia durante la gestación y el parto.

¿Por qué plantearse controlar nuestro embarazo por privado?

Si realizar el seguimiento del embarazo por la Seguridad Social es profesional y seguro, ¿por qué podría querer irme a un centro privado? Aquí te indicamos algunas ventajas de hacer el seguimiento del embarazo por privado.

Nada más empezar, podrás escoger a tu ginecó[email protected]. Éste te acompañará durante todo el embarazo y estará presente en el parto. Siempre será el mismo. En el seguimiento del embarazo por la Seguridad Social puede ser que, cada vez que vayas a una ecografía o a una visita, te atienda un profesional distinto. Incluso cuando llegue el momento de dar a luz y vayas al hospital… te asistirá el que esté de guardia. En ningún momento podrás escoger. Quizás no lo hayas visto en tu vida o puede que, en algún caso, tengas a algún estudiante de prácticas.

Si optas por hacer el seguimiento del embarazo por privado, podrás dirigirte directamente a tu ginecó[email protected] de confianza o al que tu desees para que te atienda todas las veces que sea necesario. En el momento en que te pongas de parto, puede que hasta lo llames directamente o le mandes un mensaje para avisarle, pues te asistirá él mismo. Esto puede ayudarte si eres aprensiva y necesitas a gente de confianza a tu alrededor en un momento tan importante como es el parto. Si realizas tu seguimiento del embarazo por privado, no solo podrás escoger el ginecólogo, sino que también elegirás el hospital donde deseas tener a tu bebé.

Mayor seguimiento y más personalizado. Si es tu primer embarazo, tienes miedo y eres algo hipocondríaca, impaciente y ansiosa… puede que en la Seguridad Social te dé la sensación de que no te vigilan lo suficiente, que no te visitan todas las veces que crees que sería necesario e incluso que eres una más, que te tienen abandonada. La verdad es que los protocolos de la Seguridad Social son los necesarios y funcionan, te garantizan un seguimiento del embarazo correcto y seguro. Pero puede que a algunas primerizas les sepa a poco. Un seguimiento del embarazo por la Seguridad Social supondrá, si no hay ningún imprevisto, solamente tres ecografías en los nueve meses y, por lo tanto, 3 visitas al ginecólogo.

En cambio, con un seguimiento del embarazo por privado te harán una ecografía y tendrás una visita con el doctor cada mes. La atención será más personalizada, por este seguimiento tan exhaustivo y porque, como hemos dicho anteriormente, será siempre el mismo profesional quien te atienda. Incluso en algunos casos puede que te facilite su móvil por si tienes alguna duda o consulta. Este seguimiento del embarazo más laxo por parte del ginecólogo de la Seguridad Social se suple con una mayor atención de la comadrona que te visita durante toda la gestación varias veces… para pesarte, conocer tu situación, tomarte la tensión, preguntarte si estás bien, para asesorarte… pero no te realizará ecografías, ni podrá tomar decisiones propias del ginecólogo.

Cabe decir que aunque habitualmente se realizan tres ecografías durante el embarazo, no será así si es de riesgo o se presenta cualquier complicación. El seguimiento del embarazo por la Seguridad Social es más exhaustivo y los controles, mayores cuando se detecta una situación de este tipo. Así lo prevén ya los protocolos.

Una vez des a luz, te aseguras que en el hospital no tendrás que compartir cama con nadie. Normalmente si vas por mutua tienes una habitación mucho más cómoda y para ti sola, en la que podrás estar tranquilamente con tu pareja y tu bebé, aunque muchos hospitales públicos han ido cambiando los espacios de maternidad y ahora también ofrecen habitaciones individuales. Dependiendo del hospital, tendrás más opciones de menú y otros servicios, pero normalmente en los centros privados suelen haber más comodidades.

Podrás estar algún día más en el centro hospitalario si crees que lo necesitas para recuperarte y si tu doctor así lo avala. En los hospitales públicos tienen los tempos más marcados y los protocolos no suelen ser flexibles.

Combinarlo es una buena opciónseguimiento embarazo

Pero ¡ojo! Puede que escojas hacer el seguimiento de tu embarazo por privado y acabes dando a luz en uno público. Algunos centros privados con menos recursos deciden derivar al hospital de la Seguridad Social de referencia en la zona aquellos partos que se complican o si se cree que el bebé puede necesitar asistencia por ser prematuro o por tener alguna problemática. Y es que, al final, son los grandes centros hospitalarios públicos los que cuentan con los mejores medios y con más recursos. En este caso, por mucho que lo hayas planeado… acabarás dando a luz con un ginecólogo que nunca viste y en unas condiciones que no habías planeado.

Si, por tu centro privado escogido, esto te puede suceder… una opción interesante es realizar un seguimiento del embarazo combinado entre la Seguridad Social y por privado. De esta forma, puedes conocer los protocolos que se siguen y el funcionamiento en ambos casos, además de tener una doble opinión médica en cualquier momento que lo necesites.

No se trata de duplicar pruebas ni de realizar visitas innecesarias. Se trata de optimizar y disponer de todos los recursos y los puntos de vista para garantizarte un seguimiento del embarazo con el que te sientas a gusto. Por ejemplo, puede que vayas un día a conocer a la comadrona del centro privado que será la que seguramente te asistirá, pero quizás puede que te interesen más acudir a los cursos preparto de la Seguridad Social o a las visitas con la comadrona de la sanidad pública, porque son muy completas o crees que te facilitan más información.

En definitiva, un seguimiento del embarazo por la Seguridad Social te garantizará una gestación controlada y segura, pues los medios y profesionales de la sanidad pública son excelentes y mucho más amplios. Pero puede que desees un seguimiento del embarazo por privado, más personalizado y con igual calidad y seguridad con el ginecólogo que tú deseas. Al final, solo tú decides.

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Georgina Giné Martí

Finalidad: Moderación y publicación de comentarios

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal o los necesarios para llevar a cabo la correcta prestación del servicio

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos