¿Qué haría un bebé de doce meses si le ponemos una deliciosa y preciosa tarta delante? Puede que se la coma entera… o puede que ni la pruebe. Pero lo que sí hará seguramente es destrozarla. De eso no hay duda. Y eso es precisamente lo que esperan los papás y mamás que hoy en día deciden celebrar el primer cumpleaños de sus [email protected] con una sesión smash cake.

Smash cake, en inglés, quiere decir “destrozar o aplastar la tarta”. Importadas desde Estados Unidos no hace demasiados años, las sesiones smash cake se han puesto a la orden del día entre los progenitores más modernos que buscan una celebración especial para sus bebés cuando cumplen un año.

Hugo rompió su tarta en su primer cumpleaños

Uno de nuestros pequeños clientes, Hugo, decidió celebrar el pasado 19 de noviembre su primera fiesta de cumpleaños con una sesión smash cake. Bueno, más bien, lo decidieron sus padres. Pero se lo pasó bomba.

La mamá estaba preocupada por si Hugo comía demasiado, por si se levantaba y no hacía caso del pastel, o por cualquier otro imprevisto que fastidiara la sesión y arruinara las preciosas fotos que esperaba. Al final, todo salió fenomenal. Hugo apenas probó la tarta pero se lo pasó en grande manoseándola y sonriendo a la cámara y a sus papás. El resultado: un momento especial repleto de risas que nunca olvidarán y unas bonitas y originales instantáneas para recordarlo siempre.

La mamá de Hugo tenía muchas dudas porque organizó la sesión de smash cake por su cuenta. Es decir, buscó el fotógrafo y la pastelera por separado y se encargó de encontrar una localización que le gustara, el vestuario y el atrezzo. De esta manera, la sesión smash cake le salió más económica y tuvo más control sobre todos los elementos.

Sin embargo, si eres de esas mamás o papás que no tienen tiempo o prefieren optar por un smash cake sin complicaciones e ir a lo seguro, quizás lo mejor es que contrates a fotógrafos especializados en sesiones smash cake, que ya disponen de atrezzo y decorados e incluso ellos mismos te traen el pastel. Estas sesiones con todo incluido pueden costar unos 150 euros de media, aunque depende del profesional, claro.

Tanto si contratas una sesión smash cake con todo incluido o lo haces por separado y por tu cuenta, debes tener te indicamos algunos tips para que sea un éxito.

Tips para que la sesión smash cake de tu bebé sea un éxito

La sesión smash cake es mejor para celebrar el primer cumpleaños

La sesión smash cake es perfecta justo para celebrar que el bebé cumple su primer año de vida porque es ese momento en que el pequeñ@ ya se sostiene sin problemas ni ayuda, puede coger y tocar las cosas y comer con sus propias manos si quiere. Además, ya se alimenta de algo más que de leche y empieza con el sólido (si no lo ha hecho antes).

Si el smash cake se realiza cuando es más pequeño, puede que el protagonista no se sostenga bien sentado y que no sea capaz de comer o coger bien la tarta. Y si programáis el smash cake para el segundo cumpleaños… lo más probable es que sea más difícil controlar al pequeñ@, que se ponga a correr por todo el estudio y no tenga tanto interés por descubrir que es ese pastel tan delicioso que le habéis puesto delante y acabe aburriéndose con más facilidad.

Elegir un fotógrafo apropiado para la sesión smash cake

Debe ser alguien con experiencia, un profesional que además sepáis que sabe manejar a los niños y que os garantizará un buen resultado. Una buena idea es investigar primero en sus redes sociales, su página web, sus trabajos y así ver si ha realizado sesiones de smash cake o similares y como es su estilo.

Escoger la temática o tonalidad de la sesión de smash cake es lo más importante

Primero, antes de encargar el pastel y comprar el vestuario o el atrezzo, lo más importante es saber qué tipo de fotografías queremos. ¿Nos gustaría una sesión smash cake vintage? ¿O más colorida? ¿Queremos que sea un smash cake temático? A partir de aquí, todo lo demás tendrá que ir acorde.

La elección del fondo o decoradosmash cake

El decorado es muy importante. Puede que vuestro fotógrafo ya os facilite un decorado en su estudio o que decidáis hacerlo en el exterior. El bosque o espacios naturales al aire libre pueden ser una buena opción y darle un toque muy original. En ese caso, hay que tener en cuenta las horas de luz, la predicción metereológica y el frío o el calor, dependiendo de la época del año.

También podemos optar por utilizar de fondo alguna pared de piedra o de papel que tengamos disponible y nos pueda quedar bien. Hay que tener en cuenta que el bebé se sentará en el suelo, por lo tanto tenemos que prestar especial atención en el estado de la parte inferior de la pared, en el suelo y el espacio que realmente se verá en la cámara.

Si no tenemos ningún decorado o pared que nos pueda servir y no queremos salir al exterior, también podemos utilizar algún fondo de papel o tela que se venden muy baratos por Internet y dan el pego para un sesión de smash cake.

Vestuario

Una vez tenemos el decorado, ya podemos pensar qué le pondremos a la estrella de la sesión de smash cake. Por supuesto, la ropa tiene que ir acorde con la estética escogida. Algunos bebés salen solamente con el pañal o con un peto… Todo dependerá del gusto de cada uno y de la época del año y la temperatura del espacio donde se haga la sesión.

Tarta

Además del bebé, la segunda gran protagonista de la sesión smash cake es la tarta. Una vez tenemos el decorado o el escenario y el vestuario, ya podemos pensar qué gama cromática queda mejor para la tarta y cómo la queremos. Aunque hay quien monta la sesión smash cake en base a como quiere la tarta, ya que hay pasteles muy bonitos y originales (con forma de monstruo, de piña…).

La tarta para una sesión smash cake tiene que ser bonita, deliciosa y a la vez saludable. De hecho, uno de los principales miedos de los padres cuando deciden hacer un smash cake es si la tarta contiene ingredientes grasos o extremadamente azucarados. Normalmente, las pasteleras que se dedican a hacer tartas para smash cake ya suelen hacerlas sencillas, por ejemplo un bizcocho con poco azúcar y con nata vegetal. Pero también hay quien incluso sustituye el azúcar o la nata por otros productos como los dátiles, o el queso… Hay muchísimas recetas y posibilidades para hacer una bonita tarta, incluso si te animas la puedes hacer tu [email protected] Así te aseguras de saber que lleva.

El “uno”

El número 1 es otro de los protagonistas del smash cake. Se puede poner sobre la tarta, en la ropa del bebé, en globos, en una corona sobre la cabecita del pequeño o incluso incorporar un gran uno en el decorado. Utilizar el número 1 ayuda a contextualizar las fotografías

Atrezzo

Banderolas, globos, juguetes (un coche, un caballito de madera…), objetos vintage… Todos los detalles importan para un buen escenario. El atrezzo acabará de darle el toque final al decorado.

Y… cuando llegue el gran día, solo os queda disfrutar de esta experiencia, una más para vuestro álbum con vuestro pequeñ@.

Las sesiones smash cake han llegado para quedarse. Un cumpleaños sin tarta, no es un cumpleaños. Así que si tu pequeñ@ todavía no puede comérsela con normalidad… ¿por qué no destrozarla? Todo es poco para celebrar el primer año de vida de tu bebé. Hay muchas posibilidades para adaptarla a tus gustos y necesidades. ¿Te animas?

Share

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Georgina Giné Martí

Finalidad: Moderación y publicación de comentarios

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal o los necesarios para llevar a cabo la correcta prestación del servicio

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos