tradiciones navideñas

La Navidad es época de tradiciones, costumbres y rituales que ponemos en práctica cada año y que se transmiten de generación en generación. Algunas tradiciones navideñas españolas son muy conocidas. De hecho, con la globalización muchas se practican en todo el planeta. Otras, quizá las más curiosas, solo las podemos ver en algunos lugares del mundo.

Tradiciones navideñas en España

Algunas de las tradiciones navideñas en España más comunes son montar el árbol y el belén, participar en la Lotería de Navidad, intercambiar regalos con amigos y familiares, esperar la llegada de Papá Noel, visitar los mercadillos navideños, asistir a cenas y comidas de empresa y entre familiares y amigos, ver pasar la cabalgata de los Reyes Magos, esperar sus regalos, decorar la casa, cantar villancicos, hacer inocentadas el 28 de diciembre, comer roscón el día de Reyes, las campanadas de fin de año y comer turrones y polvorones. Todos las conocemos muy bien. A pesar de que unas tienen más años que otras y algunas son más nuevas e importadas, todas las practicamos con muchísima ilusión.

Pero si crees que es la única forma de celebrar la Navidad, te equivocas. Hay otras tradiciones navideñas en España que no conocemos tanto y quizá te sorprendan. Te explicamos algunas de las tradiciones navideñas españolas más curiosas.

Hacer cagar al Tió o a la Tronca (Cataluña y parte de Aragón)

El Tió en Cataluña o la Tronca en Aragón es un tronco de madera, protagonista de esta tradición navideña. Tiene ojos, nariz y boca. En Cataluña lleva una barretina y una manta para que no pase frío. Desde el Día de la Purísima y hasta los días previos a la Navidad, los niños y niñas le dan comida. Tienen que engordarlo porque cagará regalos y chucherías mientras los pequeños lo aporrean con un palo después de la cena de Nochebuena o de la comida de Navidad.

Els Pastorets (Cataluña)

Esta también es una tradición navideña catalana. Se trata de representaciones teatrales sobre el momento del nacimiento de Jesús y que suelen mezclar la historia con el humor y la sátira. En familia o con amigos, los catalanes suelen acudir a los teatros a ver estas representaciones en los días de Navidad.

El Apalpador (Galicia)

El apalpador es un carbonero pelirrojo que desciende de las montañas para traer regalos a los niños y niñas gallegos la noche del 24 o del 31 de diciembre. Antes de dejar los presentes, se cerciora de que estén dormidos y les palpa la tripa para confirmar que han comido bien.

En el Belén no te olvides del caganer (Cataluña)

Entre las tradiciones navideñas españolas más practicadas está la de montar el belén. Sin embargo, en Cataluña una de sus figuras se ha convertido en una tradición en sí. Se trata del caganer (un personaje que sale haciendo sus necesidades). No sólo es una figura indispensable para cualquier belén en Cataluña, sino que cada año se realizan caganers con la cara de los famosos del momento.

Pedir el aguinaldo

Una de las tradiciones navideñas de España en muchos pueblos es la costumbre que niños y niñas, adolescentes y jóvenes vayan de casa en casa a cantar villancicos durante la Nochebuena. A cambio, los vecinos y vecinas los invitan a pasar y a comer turrones, polvorones y otros dulces.

El Olentzero (Navarra y Euskadi)

El olentzero es un personaje de la tradición navideña en Euskadi, Navarra y parte del país vasco francés. Se trata de un carbonero mitológico que vive en las montañas y trae regalos a los niños y niñas la noche de Navidad.

La Pastorela (Braojos de la Sierra)

La Pastorela es una tradición navideña del pueblo Braojos de la Sierra (Madrid). Es una danza pastoril que consiste en que, cada año, un grupo de pastores vestidos de cuero, con albercas y un morral acceden con un bastón a la iglesia danzando al son de la música amenizada por un grupo de músicos.

Otras tradiciones navideñas en el mundotradicio

La Befana italiana

Aunque de pequeñ@s creamos que los Reyes Magos reparten regalos a los niños y niñas de todo el mundo, la verdad es que en Italia (a pesar de lo religiosos que son) los regalos los trae la Befana, una anciana o bruja. Pero, no nos engañemos, sí que mantiene una relación con la historia del nacimiento de Jesús.

Según la tradición italiana, los Reyes Magos cuando iban hacia Belén pararon en casa de la Befana y le pidieron que les ayudara a encontrar el camino. Ella les dio dulces, pero no quiso acompañarlos. Después se arrepintió y salió de casa con un cesto de caramelos. No consiguió encontrarlos pero fue regalando dulces a todos los que se encontraba a su paso, esperando que alguno de ellos fuera el niño Jesús. Se cuenta que, desde entonces, la Befana reparte regalos la noche del 5 de enero.

Krampus, un personaje diabólico (Austria)

En los países alpinos, Krampus (un personaje diabólico que arrastra cadenas) es la antítesis de San Nicolás. Se dice que la noche del 5 al 6 de enero se dedica a castigar a los niños y niñas que se han portado mal. En algunos sitios de Austria, es tradición navideña disfrazarse de Krampus y salir a la calle a asustar a los pequeñ@s.

Muchachos Yule (Islandia)

Entre las tradiciones navideñas de Islandia está la de los muchachos o jóvenes Yule. Estos pequeños ancianos llegan a las casas islandesas 13 días antes de Navidad. Vienen de las montañas, se dedican a hacer trastadas y son los que traen los regalos que rellenaran los zapatos de los niños y niñas en Navidad si se han portado bien, sino… les dejarán patatas podridas.

Babushkha rusa

En Rusia, la señora con la casa más limpia de la ciudad, alojó a los Reyes Magos cuando iban camino de Belén. Desde entonces, según la tradición navideña rusa, esta mujer es la que lleva regalos a los niños y niñas la noche del día 5 de enero. Es la Babushkha.

Destruir una cabra gigante (Suecia)

A finales de noviembre o principios de diciembre, en Suecia se construye una cabra gigante en una plaza. La idea es que sobreviva toda la Navidad, pero es tradición navideña causar destrozos e intentar quemar a la cabra. Solo algunas logran sobrevivir. ¿Lo logrará este año?

Esconder escobas (Noruega)

La tradición navideña de esconder escobas y cepillos en Noruega responde a la creencia de que la noche del 24 de diciembre los malos espíritus y las brujas llegaban para buscar escobas y volar. Se esconden para que no los encuentren.

Ir a misa en patines (Venezuela)

Asistir a la misa del gallo o a la misa de Navidad es tradición en muchos países del mundo. En Venezuela también. Pero allí lo hacen todos en patines, para ello tienen que cortar las calles.

Telas de araña en el árbol de Navidad (Ucrania)

Cuenta la leyenda, que una familia pobre tuvo que decorar su árbol de Navidad con telas de araña. Las arañas entonces cubrieron el árbol de cintas doradas y nunca más esa familia volvió a pasar hambre. Esta es la historia que da sentido a la tradición navideña de decorar el árbol con telas de araña falsas en Ucrania.

Secuestrar a los padres para conseguir regalos (Serbia)

Quizás una de las más sorprendentes y peculiares tradiciones navideñas en el mundo es la de Serbia. Para obtener sus regalos, los niños y niñas secuestran a su madre dos domingos antes de Navidad y la atan a una silla. No la liberan hasta que llegan sus obsequios. Al domingo siguiente la víctima es el padre.

Estas son solo algunas de las tradiciones navideñas en España y en el mundo. Este año puede que algunas de ellas se vean afectadas por el Covid, pero aún así, seguro que encuentran variaciones o modificaciones para poder seguir con la ilusión de celebrar la Navidad. Podemos continuar con las de siempre, importar las que nos gustan o simplemente crear otras nuevas. La Navidad es época de tradición y todas ellas nos hacen disfrutar todavía más de esta época tan especial del año.

Share

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Georgina Giné Martí

Finalidad: Moderación y publicación de comentarios

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal o los necesarios para llevar a cabo la correcta prestación del servicio

Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos